LA PUTA D’OROS D’ELENA TORRES GIRBAU

Laurentino Vélez vuelve a Bearn con una colaboración, en este caso una aproximación a la obra “La puta d’oros” d’Elena Torres Girbau. Os dejamos con un nuevo texto de Laurentino.

La novela negra catalana  ha sabido hacerse eco de la hibridez narrativa que ha caracterizado a algunas tendencias recientes  del género  y en el que  las temáticas políticas e históricas  se han revelado cada vez más presentes. Un ejemplo de ello es la obra de Elena Torres Girbau, La puta d’oros ( Gregal,2015).

Aunque historiadora de formación, Torres Girbau es una amante  de la literatura y una lectora incansable.  Asidua de congresos, certámenes y semanas negras, su bagaje  en el ámbito del “Noir” se forjó bajo la maestría e influencia directa de Paco Camarasa. Una de las mesas de la eminente BCNegra 2016 contará precisamente con la participación de la autora. Sería difícil categorizarla en eso que en la jerga de la crítica literaria se entiende por escritora “tardía”. No está de más recordar que la relación con la escritura y la práctica de la misma siempre es muy subjetiva y que tiene sus propios ritmos, tiempos y factores circunstanciales. En cualquier caso si se puede afirmar que Elena Torres Girbau  es una escritora “oportuna”, sobre todo en un momento como el actual, en el que la tan sublimizada como cuestionable Transición Democrática merecería una mirada y debate críticos.

la-puta-doros-elena-torres-girbau

La protagonista de La puta d’oros, Jana Martí, es una joven procedente de una familia acomodada y que inicia sus estudios de filología en 1976, justo el año del referéndum para la reforma política. Extrovertida, moderna, cosmopolita y algo ingenua, sueña con ser escritora. Sin embargo, los acontecimientos se tornan en su contra. Es brutalmente atacada por un grupo de extrema-derecha de la parte alta de Barcelona.  Tras rociarla con gasolina, sus agresores albergan la intención de prenderle fuego, pero se retractan, dejándola herida de muerte. Destrozada y dominada por el miedo, abandona la capital. No retornará a su ciudad  hasta treinta años después.

Los tiempos han cambiado y las circunstancias familiares, políticas y sociales también, pero las cicatrices físicas y morales permanecen. Consciente de una juventud truncada, Jana está perseguida por un recuerdo con el que va a tener que lidiar y merodeada por unos verdugos que, detrás de una vida en apariencia respetable, albergan la conciencia de su crimen. El retorno de Jana suscita en ellos la sospecha de que su víctima va a desenmascararles y el tiempo de las intrigas se iniciará para impedírselo.

A través de la realidad de una familia preeminente de la burguesía catalana,  la novela de Torres Girbau desprende también una subtrama, ilustrando a la perfección el ambiente del franquismo sociológico, los vestigios ideológicos “involucionistas”, así como la hipocresía  imperante en unos estratos socialmente conservadores que, detrás de supuestos valores morales y familiares, esconden en realidad el odio, la mentira, el ocultamiento y la mezquindad y una profunda inmoralidad.

A pesar de que Jana no está en un principio movida por el afán de venganza, sino  zarandeada por unas secuelas psicológicas que creía sepultadas, el desarrollo de los acontecimientos le llevará de forma irremediable a litigiar con el pasado y ajustar cuentas con sus verdugos.

Elena Torres Girbau es fiel y respetuosa de los sistemas simbólicos y representacionales que suelen primar en las novelas de género negro, pero se muestra heterodoxa respecto a los aspectos procedimentales. Aunque no escatima visión crítica sobre el mundo policial franquista y post-franquista, con un especial énfasis en el contexto de la siniestra y tristemente famosa Vía Layetana, la obra también testimonia de la evolución generacional e ideológica del mismo en la Cataluña democrática.

No pueden omitirse algunas notas críticas referente a la inclusión de una historia amorosa déja vu y con función de “relleno”.  No albergo ningún  a priori  contra la ilustración literaria de las relaciones  sentimentales,  dado que están insertas en nuestra propia dimensión existencial y en las formas de interacción en la vida real. El sujeto de reserva  remite a que, sin duda pendiente de las expectativas de sus lectores/as  culturalmente más “conformistas”,  la autora endosa por momentos a su  protagonista un sentir “femenino” muy estereotipado, basado en el mito de la inherente dependencia emocional respecto al sexo opuesto e inscrito en las visiones  más tradicionales  de las relaciones afectivas entre los géneros. Lo que por momentos genera cierto  desdibujamiento  de la sólida e independiente personalidad que en origen  Torres Girbau ha pretendido darle a la víctima. Un ligero resbalón en la configuración simbólica, representacional y psicológica de la protagonista que, sin embargo, ni le resta singularidad al personaje, ni desmerece la trama .

Un servidor sigue insistiendo en que el interés y calidad de una obra  no estriba en absoluto en el barroquismo del procedimiento, que a veces puede ocultar una profunda insustancialidad de la trama. Consiste  en su capacidad de innovación narrativa sin perder el horizonte de la vocación original del género negro : la mirada crítica sobre la realidad social, histórica y civilizatoria. No cabe duda a ese respecto que ese parece ser el gran mérito de la obra de Elena Torres Girbau.

La puta d’oros  rinde un buen homenaje a esos hombres y mujeres sin rostro y condenados al mutismo de su propio sufrimiento en el contexto histórico de los últimos coletazos del franquismo y su estructura represiva. La propia protagonista sintetiza la esencia misma del reto al que siempre se han enfrentado el ser humano y la propia condición moderna:  el difícil equilibrio entre el santuario colectivo de la Razón y la morada intima de nuestros sentimientos, emociones y heridas.  Se trata, en suma, de una obra amena, muy recomendable y  con estatuto de  antídoto contra la amnesia, puesto que conserva el gran valor de dar testimonio de nuestra memoria colectiva más reciente.

LAURENTINO VÉLEZ-PELLIGRINI

 

La puta d’oros

Elena Torres Girbau

Gregal, 2015.

http://somnegra.com/novela-negra/2086-la-puta-doros-elena-torres-girbau-9788494388994.html



Categories:Crònica, Sin Ñ

Etiquetes: , ,

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: